10Ago

La función biológica más esencial para sustentar nuestra vida es comer. Respirar, dormir, y otros suceden de forma autónoma pero comer requiere de nuestro esfuerzo.

Nuestra cultura gracias a esto se inclinó a centrar nuestro placer en torno a lo que comemos y bebemos. Esto trajo como consecuencia grandes distorsiones que hoy en día han traído problemas graves en torno a la alimentación como la obesidad, diabetes tipo 2, bulimia, anorexia, atracones, etc. Hagamos conscientes que comer es una necesidad básica que podemos disfrutar si nos enfocamos en la maravilla de cómo podemos beneficiar a nuestro organismo si lo hacemos de forma consciente.

La alimentación consciente trata de abrir la conciencia de la mente a nuestra comida y al cuerpo, antes, durante y después de comer. 

La alimentación consciente sucede sin prejuicios. 

La conciencia es la clave del cambio. Una vez que somos conscientes de algo, no puede permanecer igual. 

Pequeños cambios que te ayudarán a producir grandes cambios

  1. Aprenda a evaluar el hambre celular y estomacal antes de comer, durante la comida y después de comer. Si no tienes hambre, no comas. 
  2. Esté presente durante al menos los primeros tres bocados y sorbos cuando comienzas a comer o beber. 
  3. Coma porciones pequeñas. 
  4. Come despacio, saboreando cada bocado.
  5. Encuentra formas de hacer una pausa mientras comes, deja el tenedor o la cuchara entre bocado y bocado. 
  6. Masticas bien la comida antes de tragarla.

No hay necesidad de comer hasta quedar lleno. Coma hasta que esté lleno en dos tercios, luego tome un trago y descanse un poco. Esto se aplica tanto al estómago como a la mente. Al menos una vez a la semana, come una comida completa en silencio y con atención plena. 

Llena tu corazón con la riqueza de estar presente, así estarás muy bien nutrido y con energía radiante.”

Es importante saber que la comida cambia el estado de ánimo y utilizarla como una buena medicina. Ajustar la dosis; una pequeña cantidad puede funcionar mejor que mucho. Sobre todo, saber cuándo no es el cuerpo sino el corazón el que pide ser alimentado. Dale la nutrición que lo llena. Esa nutrición podría ser la meditación o la oración, caminar, estar en la naturaleza, escuchar o hacer música, jugar con una mascota, llamar o visitar a familia o amigo/a, preparar comida para alguien que amas o que necesita ayuda, o simplemente sentarte a descansar. 

Tags:
05 Ago, 2022
0

Receta de granola

Granola una receta perfecta para los que les gusta hacer sus preparaciones a su propio estilo, escoges tus frutos secos y frutas deshidratadas preferidas, es muy ¡fácil y divina!

Read More